7 gestos a cuidar durante una entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo es un examen al fin y al cabo. Por ello, es muy común llegar algo nervioso, y pese a que solemos tener preparado lo que vamos a decir, no suele ocurrir lo mismo con lo que vamos a hacer. En ese mismo instante nos surgen preguntas como ¿qué hago con las manos? ¿Las coloco encima de la mesa, cruzo los brazos, las dejo en el regazo? Este simple gesto puede restarte u otorgarte puntos en una entrevista personal, al igual que miles de gestos inconscientes que dan a entender más de lo que pensamos. Los siete pecados capitales que debes evitar en una entrevista de trabajo. 

entrevista-de-trabajo-1

 

Así, como “una imagen vale más que mil palabras”, podrás cuidar esa parte de la comunicación no verbal que es una de las principales fuentes de información sobre ti mismo con los siete consejos que adelanta Forbes.

1. Saluda con la mano




Es el saludo más formal en casi todos los países del mundo. La manera en la que seguro que no te equivocas a la hora de presentarte. Intenta apretar la mano en un punto intermedio, mostrando seguridad pero sin dar opción a dañar a la otra persona.


2. La postura al sentarte

Debes tener una posición recta y con la cabeza mirando al frente, pero tampoco que parezcas un soldado. Busca la comodidad dentro de la educación. Las manos siempre encima de la mesa y los pies puestos en el suelo.

3. No mires el teléfono

Ni siquiera para consultar la hora. Es un fallo terriblemente grave. Por eso se recomienda apagar o poner el móvil en silencio cuando acudes a una entrevista.

4. Prohibido llevarse cosas a la boca

Además de ser una costumbre muy infantil, muestra cierta inseguridad. Otras cosas que pueden pensar es que te sientes nervioso o que estás mintiendo por taparte los labios.

5. Mucho menos morderse las uñas

Igual que lo anterior, pero es que además está demostrado que en general las personas que se muerden las uñas son mucho más nerviosas que las que no. Punto negativo si lo haces.

6. Intenta no temblar

Hay mucha gente que tiene la costumbre de mover la pierna rápidamente, o la manía de estar jugando con las manos mientras hablan. Ambas cosas muestran que no nos encontramos cómodos ante la situación.

7. No te distraigas

Mira a los ojos del entrevistador, así percibirá que le estás atendiendo. Si te quedas mirando al infinito creerá que estás pensando en otra cosa. También si con cualquier ruido cambias la vista a otro lado, demostrará que no estás prestando mucha atención.


Comparte:
¡¡Cuéntalo!!

Trackback de su sitio.

Síguenos FB:

 
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On GooglePlusVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed

Google Tag Manager

ablaempleo | Copyright © 2018

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
×
Hola,
¿Cómo podemos ayudarte?