Un currículum brillante, una buena preparación y una sólida trayectoria profesional son las mejores armas para conseguir un empleo. Pero todo ello puede puede resultar fallido si no acertamos con la presentación. Por algo los expertos comparan una carta de presentación con una tarjeta de visita.

Los departamentos de selección de personal quieren conocer de antemano algo de nuestra personalidad. Esta cualidad es difícil de transmitir en el currículum, por lo tanto es imprescindible, según el Ministerio de Empleo, adjuntar una carta de presentación, que, además, mostrará nuestras capacidades comunicativas.

Este documento consiste en introducir brevemente tu candidatura a un puesto determinado a través de una carta en la que destaques cuáles son los puntos a tu favor de tu currículum para el puesto que se oferta. El objetivo de una carta de presentación es suscitar el interés de aquel que la recibe, de manera que es importante que dejemos claro, justificadamente, que no hay otra persona mejor que nosotros para el empleo en cuestión.

Para ello basta con un folio por una cara escrito de una manera clara y concisa. El esquema es sencillo. Sigue los consejos que te proponemos.

  • Las empresas quieren que una carta de presentación transmita algo de nuestra personalidad, cosa que no puede hacer el currículum.
  • El objetivo es suscitar el interés de la empresa que la recibe.
  • Es importante dejar claro que no hay persona mejor para el empleo en cuestión.
Portada » BLOG DE EMPLEO PARA BUSCAR TRABAJO » La carta de presentación, nuestra tarjeta de visita: cómo redactarla para lograr un empleo