En la búsqueda de empleo tenemos que esforzarnos por desarrollar un pensamiento positivo, ¿cómo?, cambia los pensamientos negativos por otros positivos o autoafirmaciones.

Por ejemplo:

  •  Me siento bien conmigo mismo/a.
  • Perdono mis defectos.
  • Aunque a veces me sienta vulnerable, soy fuerte y capaz de conseguir lo que me propongo.
  • Me merezco todo lo bueno que me pueda pasar.
  • No tengas miedo de lo que la gente pueda pensar de ti. Confía en ti y en todo lo que eres capaz de lograr.
  • Tómate las dificultades como oportunidades para poder mejorar.
  • Imagina todo aquello que quieres conseguir, visualízalo en tu mente, como si fuese una realidad.
  • Procura tomarte la vida con humor y filosofía.
  • Repítete constantemente frases positivas y de aceptación hacia ti mismo.

 

PENSAMIENTOS NEGATIVOS PENSAMIENTOS POSITIVOS
Todo va a salir mal. Esto no va a ser tan terrible.
No puedo soportarlo. Si me esfuerzo puedo tener éxito.
Me siento desbordado. Preocuparse no facilita las cosas.
Lo está haciendo a propósito. A lo mejor no se da cuenta de que lo que hace me molesta.
No puedo controlar esta situación. Seguro que lo puedo conseguir.
Soy un desastre, todo me sale mal. Soy capaz de superar esta situación.

 

“Si no tenemos la correcta actitud, por mucho que sepamos, poco conseguiremos”.
Este es una de los puntos más importantes que tenemos que tener en cuenta en nuestra búsqueda de empleo, tal y como os enseñamos en nuestro taller de LA IMPORTANCIA DE LA ACTITUD Y EL PENSAMIENTO POSITIVO. 

Portada » BLOG DE EMPLEO PARA BUSCAR TRABAJO » Pensamientos negativos contra los positivos